objetivos

El programa ejecutado por la ANII y enmarcado en una cooperación técnica no reembolsable del BID Lab, busca ayudar a mejorar los servicios públicos que utilizan las personas, aprovechando la incorporación de nuevos conocimientos y tecnologías, a partir de mecanismos de innovación abierta* y otras herramientas, para beneficio de la población.

Para alcanzar el objetivo, este programa atiende tres líneas de acción:

1. Promover la demanda por innovación de las entidades públicas responsables de proveer servicios a la población.

2. Dar a conocer a los innovadores sobre las oportunidades de negocio que pueden provenir del codesarrollo de soluciones junto con quienes proveen estos servicios.

3. Reducir el riesgo financiero asociado a la innovación, tanto para quienes proveen los servicios como para los proveedores de las soluciones.

Podrán acceder ministerios, direcciones, secretarías, intendencias, entes autónomos, organismos descentralizados que brinden servicios a la población y cumplan con los requisitos solicitados para cada herramienta, con foco en los siguientes sectores priorizados inicialmente:

Vivienda

Transporte

Telecomunicaciones

Salud

Energía

Agua y saneamiento

Recolección de residuos

Medioambiente

Educación

Seguridad

*El término innovación abierta apareció por primera vez en 2003 en el libro Open Innovation, de Henry Chesbrough. Mientras que el modelo cerrado de innovación se centra en el desarrollo interno de las organizaciones, la innovación abierta es “un paradigma que asume que las empresas pueden y deben usar ideas externas e internas, así como caminos internos y externos hacia el mercado, al buscar avanzar en su tecnología «. Si bien el enfoque de Chesbrough está enfocado en el desarrollo tecnológico y en empresas privadas, los gobiernos pueden obtener muchos beneficios del intercambio de información y la construcción conjunta de soluciones con el sector privado para el beneficio de todos.